Orina transformada en electricidad

August 7, 2016

Ya todo es reutilizable. Aunque usted no lo crea cada día se reutilizan cosas que creemos que para nada sirven luego de dar su función principal.

La orina, por ejemplo, al parecer ya tiene una función.

Investigadores han creado una nueva batería que se alimenta por la orina y genera electricidad, la cual, por demás, es barata. Este invento recae sobre investigadores de la Universidad de Bath en Reino Unido junto a la Universidad de Queen Mary de Londres y el Laboratorio de Robótica de Bristol.

Los estudiosos coincidieron en que una batería ha podido ir más allá de las pilas tradicionales y existe la posibilidad de crear algo que puede convertir la orina en electricidad. Una batería compacta, poderosa y de bajo costo es lo que han podido conseguir los  investigadores. Este invento puede significar mucho para el mercado, según sus creadores.

La nueva batería está hecha de tela de carbono y alambre de titanio, por lo que no se  necesita utilizar materiales costosos. La doctora Mirella Di Lorenzo, de la Universidad de Bath en Inglaterra, aseguró que han podido multiplicar la cantidad de electricidad generada con “sólo reorganizar la posición de las baterías de energía microbiana y cambiar el diseño”.

El desarrollo de esta batería podría convertirse en una revolución en la producción de baterías sobre todo para zonas vulnerables. Pero, ¿cómo se conseguirá la orina necesaria en caso de que este proyecto salga a flote? Según sus investigadores, se está pensando en la creación ‘inodoros inteligentes’ para que se pueda generar electricidad.

Los inodoros estarían puestos con un dispositivo para tomar los desechos y convertirlos en energía a través de baterías microbianas. Se espera, según los investigadores, que ya que se utilizan materiales de bajo costo para el producto, se aplique en los países en desarrollo, uno de los objetivos principales del proyecto.

“No sólo mejorará el acceso a más energía sino que también ayudará a resolver problemas sanitarios”, concluyó la doctora Mirella Di Lorenzo, según recoge el diario Huffington Post.

Comparte tu opinión

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS