En RD la muerte violenta acecha hasta a los niños

November 7, 2017

En la ola de feminicidios, asesinatos, asaltos, crímenes de sangre premeditados y el cuadro que pinta la República Dominicana, cuyas noticias del día a día nos muestran cómo en una sociedad que vive un verdadero baño de sangre, hay muertes que hieren más que otras, crímenes que afectan la sensibilidad humana y hacen doler el alma y el corazón. Nos referimos a las muertes violentas de niños y a veces hasta de infantes. No es una ni son dos las veces en que han muerto criaturas en brazos de sus madres, en un atraco o en un intento de asalto.

Mientras el raso de la Policía Nacional, Paul Encarnación Mejía, sostenía en sus brazos a su hijo de 2 años, dos hombres a bordo de una motocicleta llegaron al frente de su casa y la emprendieron a tiros. Mataron a Encarnación Mejía e hirieron al pequeño. “¡Misión cumplida!”, se escuchó decir a uno de los dos hombres, por lo que, obviamente habría que descartar que se trató de un asalto.

El niño murió en el hospital cuatro días después. La angustia de la familia aún no llegaba a su fin, pues denunciaron que algunos hombres vigilaban sus casas. Fue cegada una vida inocente, una hermosa criatura que apenas había comenzado a dar sus primeros pasos en el caminar de la vida, y hay que preguntarse: ¿Por qué? ¿Por qué matar a mansalva a un hombre que tiene a un casi bebé en sus brazos? ¿Quién repara el daño a esta familia con la perdida de dos seres queridos? ¿Acaso uno de los implicados que fue eliminado por la policía en un supuesto intercambio de disparos? ¿Acaso los otros cuatro involucrados, a quienes se les dictó un año de prisión preventiva? Además de esa pregunta, habría que hacer esta otra: ¿No hay maneras de que la familia dominicana esté segura ni siquiera en la santa paz de su hogar?

No sabemos la razón que tenían estas cinco personas (de ser ellos los culpables) para cometer este horrible crimen, pero no podemos seguir viendo desde las gradas cómo un país se convierte en un río de sangre, ante la indiferencia de los que gobiernan este desorden de país.

 

 

 

 

 

 

 

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS