Todas somos Gladys, todas somos Emely – Marcha de Las Novias

October 24, 2017

El 26 de septiembre de 1999, hace ya 18 años, ocurrió un aborrecible crimen en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Agustín García no pudo elegir peor momento y un escenario menos macabro para disponer de la vida de Gladys Ricart (quien fue su pareja sentimental): el dia que ella había decidido casarse con otro hombre. García la emprendió a tiros antes de que la joven mujer saliera para la iglesia. Este crimen conmovió tanto a la sociedad norteamericana, no obstante, se trataba de dos miembros de la comunidad latina, que de allí surgió la Marcha de las Novias, un desfile en la cual participan mujeres vestidas de novias. La actividad se celebra en varios países, como forma de crear conciencia contra la violencia doméstica.

Ayer en República Dominicana, tuvo efecto una Marcha de Las Novias, y una de las consignas que se dejaron escuchar era “Todas somos Emely”, proclamando también que: “¡Ni una más!” Así como de impactante fue el crimen de Gladys, también lo fue el de Emely, solo que, en Estados Unidos, Agustín sigue cumpliendo la pena que le impuso el juez pena, aun haya apelado en varias ocasiones.

Pero en el mismo diario donde aparece la información sobre la actividad realizada ayer por decenas de mujeres, aparecen dos noticias trágicas: dos damas más perdieron la vida a manos de sus parejas. Esperanza Polo, de profesión enfermera, fue asesinada en el hospital de San Pedro de Macorís, donde laboraba. Su pareja, Víctor Antonio Checo, un miembro de la policía, le dio muerte a tiros en el parqueo del centro de salud, procediendo luego a quitarse la vida. En Santiago fue asesinada Esmeralda Estévez Morales. Daniel Alfonso Peralta, su pareja, le disparó en la cabeza y luego emprendió la huida.

Gladys, Emely, Esperanza, Esmeralda, pero podría ser María, Josefa, Altagracia, Carmen, Ana, Julia, Noelia. Los nombres son los que cambian, pero el caso se repite una y otra vez.

La Marcha de las Novias, nació de un trágico asesinato donde perdió la vida una dominicana, y desde ese entonces en República Dominicana son muchas las novias, las esposas, divorciadas y solteras que han caído, víctima de la infamia de hombres irracionalmente violentos.

 

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS