Su padre le negó dinero para comprar drogas

October 23, 2017

Imágen digital.Piles Medicine | Ayurvedic Treatment For Piles | Cure Bavasir …pfree.in

Hay padres que no quieren negarles nada a sus hijos. A veces deseamos bajarles el cielo si es necesario y regalárselo. Quizás no sea un buen hábito complacerlos en todo lo que nos pidan, mucho menos si se trata de caprichos y banalidades. Los padres que vivieron una niñez estrecha en todos los sentidos, no solo no quieren ver a que a sus vástagos les falte todo aquello que ellos no tuvieron, sino que les sobre.

En nuestros días, a medidas que los hijos van creciendo, sus exigencias se hacen más insistentes y difíciles de complacer. Ya no es el juguete, ya no es que lo lleven a jugar a casa de un amigo, ya o es el cine o que le compren golosinas. Sus demandas incluyen efectos y artículos que pueden ir desde equipos electrónicos costosos, hasta un automóvil.

¿Pero cómo complacer a un adolescente que pide dinero para comprar drogas y alcohol? En chile, un jovencito de 15 años se roció gasolina y luego se prendió fuego debido a que su padre se negó a darle dinero para comprar drogas y alcohol. En un estado muy avanzado en el consumo de sustancias prohibidas, el chico llegó a amenazar de muerte a su padre si no le complacía dándole el dinero. También amenazó con quemar la casa familiar.  Ante la negativa de su progenitor, el adolescente se prendió fuego, recibiendo quemaduras de segundo grado en el 95% de su cuerpo, muriendo 24 horas después en un centro de salud.

Las drogas tienen mucha forma de matar, pues quienes se pierden en su oscuro mundo, pueden llegar a quitarse la vida, sobre todo cuando la ansiedad de no tener la dosis de su sustancia preferida, hace metástasis en toda la racionalidad del cerebro.  Ni hablar de que las drogas también llevan a quienes las consumen a cometer actos criminales abominables.

Para cualquier familia, el que un hijo se pierda en el consumo de sustancias prohibidas, es de por sí una desgracia, y esta puede desencadenar en otra peor aún, que el adicto disponga de la vida de una o más personas en su entorno, a veces de la su padre, de la su madre o de la de ambos.

 

 

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS