Heladería Coromoto Tiene Que Cerrar Sus Puertas 

September 14, 2017

Helados de todos los sabores en los sinsabores de los venezolanos. La heladería Coromoto que tienen que cerrar sus puertas, la realidad es que no lo hacen por falta de ingresos y no lo hacen por falta de clientes, sino por falta de los ingredientes básicos de un helado.

“Me sirve un helado de cebolla”. “A mí uno de frijoles negros”. “Yo prefiero uno de pulpo”.  “Soy amante de lo extremo, a mí me da uno de ají picante”. Sonaría extraño que un cliente acostumbrado a los sabores de fresa,  vainilla, ciruelas, mantecado o del delicioso chocolate, entre a una heladería y escuche a los clientes pedir esos extraños sabores. ¡Un helado de pulpo!, gritaría, para luego agregar un: ¡”Wacala”! No es casualidad que la heladería Coromoto de Mérida, Venezuela, aparezca desde 1991 en el libro de Records Guinness, al ofrecer al público la increíble cantidad de más de 800 sabores distintos, entre ellos las estrafalarias y raras “delicias” mencionadas más arriba.

La política todo lo arrastra: lo social, lo económico, lo cultural, y es lo que ha pasado con el pueblo venezolano, donde quizás muchos despierten por la mañana y se pregunten: ¿en verdad este es mi país? La crisis política y social que vive la nación suramericana podría provocar que Coromoto, heladería fundada por Manuel Da Silva, un visionario comerciante de origen portugués y que hoy cuenta con 86 años de edad, cierre sus puertas.  No es por el petróleo, no es que don Manuel ya esté viejo, no es por falta de clientes, ni debido a que otra heladería le haya hecho competencia. La razón del posible cierre de Coromoto: la falta de leche y azúcar, dos ingredientes vitales para hacer un delicioso helado, aun sea el del suculento sabor a mondongo.

Azucar no aparece en Heladería

Es así como un negocio tan especial puede probar el amargo sabor (y no de sus helados) de cerrar sus puertas debido a la gran crisis que afecta a los hermanos venezolanos. Ojalá que el negocio de don Manuel y su familia encuentre leche y azúcar en abundancia, pues es difícil de aceptar que en el quinto país más importante en la producción mundial de petróleo haya escasez de leche y azúcar, no solo por  los helados de Coromoto, más que todo por la alimentación de   infantes y niños.

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS