Estos padres alimentaron a su hija solo con frutas debido a una condición de salud ¡Mira como luce ahora!

November 14, 2017

Imágen digital.Fruit Man | iamnotagoodartist

Hay enfermedades alrededor del mundo que realmente no perdonan ni la edad ni género, cultura. Absolutamente nada de eso importa, cuando una enfermedad invasiva ataca, esta se vuelve peligrosa de jóvenes o de ancianos.

Esto resulta en una gran preocupación para todos, especialmente para aquellos padres que tienen hijos con un sistema más propenso a enfermedades, por lo tanto seguramente su vida se verá afectada por el constante consumos de medicamentos y visitas al doctor desde muy temprana edad.

Realmente se espera que nadie pasara por una situación similar, sin embargo en muy contados casos sucede. Niños con condiciones de salud algo delicada que preocupan de gran manera a los padres. En esta ocasión tenemos una historia bastante particular.

La fotógrafa polaca Ullenka Kaczmarek, es una madre de 3 hijos que se preocupa por su bienestar, como toda madre ideal. Su hija Maya, a partir de los 9 años, empezó a sufrir unas erupciones de color rojo en la piel, haciendo que se descamara y redujo considerablemente su peso. Ullenka hizo lo posible para curarla.

Esta niña fue tratada con una dieta de frutas para disminuir problemas en su piel, los resultados sorprendieron a toda la familia.

Maya explica que mientras iba a la escuela, se sentía como la rara de su grupo. Poco hablaba y jugaba, su pasatiempo preferido era leer y a raíz de eso se aislaba. Sus problemas iniciaron luego de ser diagnosticada con eccema.

Inicialmente probaron aplicar dietas bajas en azúcar, la cual no aportó ningún resultado positivo en la salud de la niña, por el contrario parecían empeorar. Con esto, por casualidades de las circunstancias, la madre halló una comunidad de veganos donde comentaban dietas para tratar afecciones en la piel. Ese fue su plan B.

La dieta consistía en el consumo de alimentos crudos (sin ningún tipo de carnes rojas o pollo). Es decir consumían variedad de frutas y verduras, incluso algunas legumbres medio cocidas. En los primeros 3 meses los resultados fueron bastante alentadores, pero ya a los 5 meses Maya no tenía ningún rastro en su piel.

Para entender mejor su dieta, la niña desayunaba mucha sandía, complementada con algún batido natural de frutas o bayas. La cena consistía en ensaladas de pepino, aguacate o vegetales, acompañadas de semillas de girasol o de sésamo, que aportaban sabor.

La familia entera realizó esta dieta y los resultados beneficiaron a todos. En el eccema de Maya ha sido curado con la aplicación de este increíble hábito alimenticio. No detenerse y, cuando haya hambre, comer toda la fruta que desee. Definitivamente es algo que merece ser compartidos y todos debemos intentar.

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS