Conoce la original y tierna historia de Eclipse

November 9, 2017

www.unsplash.com

Después de que se dio a conocer lo que hace Eclipse, nos queda claro que a estos animales solo les falta hablar para poder ser como nosotros e incluso mejores ya que ellos dan amor como nosotros aún no sabemos.

Eclipse es una perra que va sola al parque. La mejor parte es que va en bus y ya la conoce toda la ciudad. Eclipse se ha hecho tan viral que ya escribieron un libro sobre ella y tiene su propia página de Facebook.

Todos los días espera el transporte público en la misma parada. Sube al mismo bus, saluda al conductor, valida su pasaje y se sienta exactamente en el mismo sitio. Es una perra tan agradable que a las personas les encanta sentarse a su lado.

Ha hecho feliz a muchas personas y  tiene la rutina de un mismísimo ser humano, pero no, se trata de Eclipse, un can con comportamiento humano.

Can a bordo.

En su página de Facebook, las personas que se han montado con ella en el bus, comparten las fotos e inclusive selfies. También se promociona el libro hecho en su nombre “La auténtica historia de Eclipse, el canido que montaba en bus”. Puedes adquirirlo en Amazon.

Eclipse es producto del cruce entre labrador y mastín, que da como resultado un “mastador”. Su fama empezó a crecer cuando uno de los pasajeros del bus le tomó una foto y la publicó en Reddit.

Primero capturó la atención de todos los medios locales quienes le hacían seguimientos completos, desde donde salía, donde se montaba, donde se bajaba y en qué dirección regresaba. Luego, Eclipse logró una fama internacional e incluso fue utilizada como el símbolo del orgullo gay en Seattle.

En YouTube puedes encontrar cientos de videos de Eclipse, en Google múltiple información, etc. Es una perra muy famosa, donde metas tus narices encontraras referencias de Eclipse, quien nos demuestra el gran potencial que tienen los cánidos.

Eclipse empezó siendo una pasajera más del transporte público y ahora es una sensación internacional. ¡Extraordinaria perrita!

Jeff Young es su propietario. Afirma que todos los días llevaba a su mascota al mismo parque, en el mismo bus. Un día esperando, Jeff encendió un cigarro y decidió dejar pasar el bus y montarse en el siguiente. Pero, Eclipse se montó sin percatarse que Jeff no estaba. Esa fue la primera vez que vieron a Eclipse montándose sola en el bus y ya se le ha hecho costumbre.

Jeff dice que muchas veces ha recibido llamadas y le dicen “tenemos a tu perrita perdida” pero el responde diciendo que ella está bien y sabe qué hacer.

 

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS