Con El Paso De Cada Huracán, Algún Dominicano Crea Una Historia

September 22, 2017

Los Dominicanos Si Gozán

Cuando se enfrentan al paso de un fenómeno natural tan peligroso como lo es un huracán, pocos podrían generar tantas historias, urbanas o rurales, como el dominicano. Con el paso de cada huracán, algún dominicano crea una historia.

Ya sea lanzarse a las aguas de un río desbordado desde la parte más alta de puente, lanzarse al río para cruzarlo a nado, o sencillamente cómo ocurrió con Beato, un camarógrafo que, haciendo su trabajo para la prensa, se hizo conocido hasta internacionalmente, no por su proeza de arriesgar la vida, sino por la peculiar forma en que su compañero le gritaba que se alejara porque las olas venían hacia él.

En esta ocasión, la nota viral en las redes, la puso un joven de nombre Chiqui. Chiqui, conducía un vehículo (al que él llamaba “jeep”) por una calle inundada en la región norte del país. Con él iban otras personas como pasajeros. El conductor condujo el todo terreno por una calle inundada por las aguas caídas por el paso del huracán María. Chiqui quería demostrar a los que les veían pasar, cómo él y su “jeep” podían realizar tan riesgoso acto. “La gente se queda viendo el jeep”. “Esto no se apaga”, fueron algunas de las expresiones que dijo Chiqui sonriéndoles a sus acompañantes, quienes comenzaron a preocuparse, pero él insistía en demostrar que no había inundación que frenara a su desafiante “jeep”. ¡Ay Chiqui, ay Chiqui!, comenzaron a gritar los demás, al darse cuenta de que el agua comenzaba a penetrar al vehículo. El drama llegó a su estado más crítico cuando el todo terreno se apagó y los ocupantes se dieron cuenta de que sus vidas corrían peligro. “¡Nos jodimos ya!”, se escuchó a una de las mujeres exclamar.

Crédito del Video: GuineoPower – Vimos esto y nos encantó! 

¿Cuál es el mensaje de este episodio? Muchos dominicanos llevan un Chiqui por dentro. A muchos les gusta desafiar, demostrar que pueden hacer cualquier cosa, aún su vida corra peligro. Ahora Chiqui debe haberse dando cuenta que un “jeep”, aun sea americano, inglés o japonés, no puede contra las manifestaciones de la madre naturaleza, ni contra uno de las fuerzas más poderosas y destructoras sobre la tierra: el agua que inunda o corre llevándose todo lo que encuentre a su paso.

 

 

 

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS