Cómo Descongestionar Los Pulmones Con Té De Orégano

September 13, 2017

Algo que le llega a suceder a todas las personas, al menos una vez en sus vidas, es la congestión de pecho. Esta sucede al acumularse una gran cantidad de mocos y fluidos en nuestros pulmones.

Cuando esto ocurre, es inevitable que se produzca la dificultad para respirar, la tos, dolor y sensibilidad. La tos que produce esta, resulta ser húmeda o seca, algo que puede llegar a ser molesto para la población que la padece.

El dolor que se experimenta al toser, resulta ser de lo más agotador ya que el cuerpo debe soportar las convulsiones del cuerpo, a la vez que el dolor que se padece.

Por eso, muchas personas recurren a medicamentos para solucionar la congestión, pero no todos resultan ser de lo más eficaces. Aquí te traemos un remedio natural que te ayudará con ese problema.

Descubre cómo solucionar la congestión pulmonar.

Cuando las vías respiratorias se ven inflamadas por algún tipo de bacteria o virus, es que se produce la bronquitis. Esto puede ocurrir cuando nos resfriamos o pescamos alguna infección a nivel respiratorio.

Algunos ingredientes naturales pueden ayudar a aliviar el dolor producido por la tos.

Entre esos están:

  1. Ñames salvaje, lobelia o skullcap, los cuales son analgésicos.
  2. Echinacea, sello de oro o tomillo. Son antibióticos.
  3. Pimienta negra, mullein o corteza de la cereza salvaje, los cuales son antigripales.
  4. Hojas de frambuesa, valeriana y cohosh azul, los cuales son antiespasmódicos.
  5. Raíz de regaliz, olmo resbaladizo y bardana, los cuales actúan como calmantes.
  6. Mullein, corteza de cereza salvaje y anís, que ayudan a expulsar el moco fácilmente.

Así mismo, el orégano es ideal para tratar la congestión. Aquí te dejaremos una receta para un té de orégano.

Necesitarás:

  • 4 o 6 cucharadas de hojas orgánicas secas de orégano
  • 2 o 3 tazas de agua
  • 1 rebanada de limón orgánico
  • Miel cruda orgánica al gusto

Preparación:

  1. Añade el agua en una pequeña olla.
  2. Haz que hierva.
  3. Apaga una vez que hierva.
  4. Agrega las hojas de orégano y deja que reposen allí unos cinco minutos.
  5. Deja enfriar.
  6. Cuela y añade miel y limón a tu gusto.

Puedes beber este té caliente a lo largo del día.

Si el orégano no te fascina mucho al momento de consumirlo, siempre puedes tratar con aceite esencial de orégano y aplicarlo en el pecho para ayudar a descongestionar.

Esperamos que esta receta resulte útil para ti.

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS