Asaltan El Hogar De Un General…¿Qué Será Del Ciudadano Indefenso?

September 14, 2017

En materia de inseguridad ciudadana en República Dominicana todo puede ocurrir. Un titular en los medios que da testimonio a esta afirmación es el que casi siempre reza más o menos así: “Asaltan la residencia de un general”. En esta ocasión fue asaltada la casa del general de la Policía Nacional Rommel López, ubicada en Arroyo Hondo, un sector de clase media alta y alta. Versiones no confirmadas señalan que los ladrones cargaron con un fusil, una pistola, algunos celulares y otros objetos de valor. La familia del general vivió momentos angustiantes, pues los asaltantes amordazaron a todos los allí presentes.

Recordemos el caso ocurrido hace aproximadamente un años y seis meses, en el que el general retirado José del Carmen Ramírez fue asaltado por dos hombres, quienes lo golpearon y lanzaron al suelo tratando de quitarle una pistola. Los delincuentes luego se dieron a la fuga, pero el ex militar fue al interior de la casa y tomó un fusil, salió a la calle y dio muerte a uno de los delincuentes. El caso fue muy debatido en las redes sociales volcándose la población a favor de que el   ex militar no fuera sometido a la justicia.

Casa De General Dominicano Fue Asaltada

En otro caso también insólito, un general perteneciente a la Fuerza Aérea Dominicana y cinco coroneles fueron asaltados mientras jugaban dominó en una residencia. El general fue despojado de su arma, cargando los rateros con los teléfonos celulares de todos los presentes.

¿Cuál es el mensaje de estos hechos? Al parecer en República Dominicana nadie está en seguro aun en su casa, ni siquiera las familias de militares de alto rango.  Los gobernantes no quieren aceptar que de dos décadas hacia acá la delincuencia les ha estado ganado la batalla a las autoridades. Los generales cuyas residencias han sido asaltadas, han sentido en carne propia lo que vive una población desprotegida, donde la delincuencia y la inseguridad ciudadana son tomadas en cuenta por el gobierno para hacer un alboroto (un “bulto” en RD) cada cierto tiempo, y luego dejar que los delincuentes actúen como dueños  de las calles, sembrando muerte y terror.

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS