Ha dejado de existir el Samsung Galaxy Note 7

October 11, 2016

galaxy-note-7

El gigante surcoreano Samsung ha anunciado el martes 11 de octubre que abandona de manera definitiva la producción y venta de su dispositivo móvil estrella de gama alta. También anunció la empresa que se recuperarán los que ya han sido vendidos ya que no ha sido posible hacer frente a la crisis que ha generado la falla en las baterías del equipo, que hace que las unidades se incendien de manera espontáneo por sobrecalentamiento. Este problema ha causado una gran crisis en Samsung que tan solo anoche perdió un 8% de su valor en Bolsa sumado a las pérdidas que venía acumulando desde que se hicieron públicos los peligros de incendio del dispositivo.

En la madrugada del martes, la empresa había anunciado la suspensión en todo el mundo de las ventas del modelo original así como las sustituciones de los equipos ya vendidos y pidió a los propietarios que mantuvieran sus equipos apagados mientras se aclaraba el por qué algunos equipos, incluso los reparados o sustituidos por recalentamiento, se han incendiado. Sin embargo, tan solo unas horas después, Samsung adoptó la medida más drástica de enterrar definitivamente el proyecto.

En un comunicado oficial, la empresa dijo: “Para garantizar la seguridad de nuestros consumidores hemos parado las ventas y los reemplazos del Samsung Galaxy Note7 y, consecuentemente, hemos decidido parar la producción permanentemente”.

De inmediato fue dada la orden de retirar todos los modelos de la línea Galaxy Note 7 que ya han sido vendidos, incluyendo los que fueron vendidos en una segunda tanda luego de una revisión como consecuencia de los primeros incendios reportados. De igual forma, la empresa ha solicitado a las empresas telefónicas y a sus socios que le ayuden en la retirada de todas las unidades. Queda pendiente por parte de Samsung anunciar, en los próximos días, qué tipo de compensación otorgará a los clientes del Note 7.

Una pérdida multimillonaria

El fracaso del Note 7 le representa al gigante surcoreano y primer fabricante mundial de móviles, un costo incalculable en términos de imagen, pero también un costo económico muy alto. Las acciones de la compañía se han desplomado más de un 8% en Seúl, lo que reduce el valor de la empresa en más de dieciséis mil millones de dólares.

El entierro de este dispositivo que estaba llamado a liderar el campo de las phablets, un híbrido entre móvil y tableta, se ha convertido en un hecho definitivo con este último aviso al consumidor y el cierre de la producción.

A principios de septiembre, Samsung ya había pedido a los propietarios de  más de dos punto cinco 2,5 millones de teléfonos Galaxy Note 7, que acudieran a las tiendas a sustituir los aparatos tras recibir informes sobre explosiones de baterías por recalentamiento. Luego de cambiar algunos aparatos o baterías, la empresa anunció que los terminales ya eran seguros.

Sin embargo, los informes de que teléfonos reparados también han entrado en combustión espontánea sin poder determinar la causa, han llevado a la compañía a tomar una decisión drástica: pedir a sus clientes que apaguen los teléfonos hasta nuevo aviso.

Un Galaxy Note 7 arde en llamas durante una prueba de laboratorio en Singapur.

Un Galaxy Note 7 arde en llamas durante una prueba de laboratorio en Singapur.

Fuente: Edgar Su (REUTERS)

Déjanos tu opinión

ENVÍANOS TUS PREGUNTAS O DUDAS